La Audiencia de Zaragoza reduce en tres años y nueve meses la condena al violador de una mujer fallecida a causa de las lesiones sufridas por la ley del «es sólo que sí»


actualizado

Había sido condenado a 14 años por agredir sexualmente a la víctima, golpearla brutalmente y luego dejarla en un campo abierto.

Exterior de la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Exterior de la Audiencia Provincial de Zaragoza.EN

En aplicación de la ley de solo s es sÉl Audiencia Provincial de Zaragoza redujo la pena de prisión de tres años y nueve meses a José Manuel Calvo RoperoCondenado a 14 años de prisión por abusar sexualmente de una mujer, golpearla brutalmente y luego dejarla medio muerta en un descampado del barrio de Zaragoza valdespartera.

Al comparecer por primera vez ante un juez, Calvo Ropero aseguró que ni siquiera conocía a la víctima, una mujer de 35 años. Sin embargo, consciente de las pruebas que existían en su contra, confesó los hechos, que datan de agosto de 2020, para evitar que el tribunal impusiera una pena de hasta 27 años que pedían por un delito de agresión sexual y otro de agresión física. daño. . Además, tuvo que pagar 33.176 euros en concepto de indemnización de daños y perjuicios y se tuvo en cuenta la atenuación del trastorno mental porque estaba diagnosticado como tal en el momento de los hechos.

La víctima identificó a su agresor desde el principio, a quien no conocía, primero en fotos y luego durante una escalada. La pericia confirmó que las lesiones sufridas por la mujer eran de riesgo vital, lo que, sumado a su delicado estado de salud, terminó por causarle la muerte.

Calvo Ropero fue detenido el 7 de septiembre de 2020, por hechos ocurridos el 11 de agosto de ese año, cuando la víctima llamó al 112 afirmando que fue herida en un descampado del barrio de Valdespartera. De inmediato, un equipo de seguridad ciudadana acudió al lugar, donde localizaron a una mujer desorientada con signos de haber sido agredida.

La víctima afirmó que un hombre la habría recogido en un automóvil en el Calle Ramón y Cajal Zaragoza y la llevaron a un apartamento, donde fue agredida física y sexualmente.

Él Unidad de Atención a la Familia y la Mujer Se iniciaron las investigaciones para localizar al hombre, que había contratado un servicio sexual. Una vez en el terreno, el agresor cambió de decisión y solicitó diferentes servicios a los contratistas, y la víctima se negó a realizarlos.

Ante la negativa de la víctima, el hombre la sometió mediante amenazas de muerte. Del mismo modo, la golpeó muy fuerte y, agarrándola por el cuello con ambas manos para estrangularla y hacerla perder el conocimiento, logró vencer su resistencia activa para atacarla con gran violencia. Los golpes le provocaron graves lesiones por las que posteriormente fue intervenida y que le dejaron secuelas físicas. Después de los azotes, la moví a un lugar en el carretera N-330donde la dejó malherida y sangrando en un campo.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber mas



Villafañe Daniel

Influenciado a que otras personas se informen y estén actualizados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *