El Gobierno repudia la bajada de impuestos y muestra su malestar porque Ximo Puig no estaba de acuerdo con la medida


actualizado

«No me gustan las competiciones a la baja», dice Patxi López, que se niega a desinflarse porque, en su opinión, al final es reducir ingresos

La portavoz de la ministra, Isabel Rodr
La portavoz de la ministra, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.javier liznEFE

O decisión del presidente de Comunidad Valenciana llevar a cabo reducciones de impuestos por rentas inferiores a 60.000 euros y deducciones hipotecarias sacude al Gobierno y al PSOE. En el Ejecutivo, la reducción de impuestos propugnada por el PÁGINAS descrito como «populismo fiscal», y ahora descubren que uno de sus principales barones está haciendo lo mismo y otros como Aragón ningún extremeña No cierran la puerta. En el interior Moncloa Intentan mantenerse firmes y, desde hoy y a la espera de que Hacienda presente este jueves el paquete fiscal de 2023, rechazar la bajada de impuestos.

El asunto genera malestar e incomodidad en el Gobierno. Primero, porque el anuncio de ximo puig no fue pactado ni sigue la línea impuesta por Hacienda. “Puig impulsa esta iniciativa en el ámbito de su debate sobre el Debate de Política General, el Gobierno tiene su posición”, afirman fuentes del Gobierno.

En segundo lugar, porque la decisión desmonta la estrategia del PP de cerco a las comunidades para su bajada de impuestos, contrariamente al enfoque del Ejecutivo de gravar a los que más tienen que pagar. Se evita públicamente, repudiando expresamente a uno de los presidentes socialistas más importantes, pero el mensaje es que su iniciativa no es aprobada.

“Cada vez que hablamos de bajar impuestos, hay un debate sobre qué recortar. Y este gobierno no quiere recortar derechos y beneficios”, dijo la vocera del ejecutivo, isabel rodrigues. En el Ejecutivo enmarcan la decisión de Puig como una iniciativa personal en el ámbito de Debate de Política General en Valencia y afirman que su posición no ha cambiado. Hasta ahora, el gobierno se ha negado a desinflar el impuestos personales y la hoja de ruta ha pasado, al menos hasta ahora, por un “aumento selectivo” de los impuestos, con foco en subir el impuesto a la renta de las personas físicas con altos ingresos del trabajo y del capital.

El malestar del Gobierno se hace patente en el llamamiento a los presidentes autonómicos a la «responsabilidad», evitando mencionar expresamente a Puig, pero que sepamos… «Todos tenemos que hablar con responsabilidad. Cuando hablamos de rebaja política, hablamos de renta». reducción, recursos, que vamos a necesitar más adelante en forma de más maestros, baños, dependencia…”.

patxi l
Patxi López, durante su comparecencia en el Congreso de este martes.fernando alvaradoEFE

Un estado «fuerte»

Pero no es sólo en Moncloa donde hay malestar. El anuncio de Puig también resultó ser una gran porcelana en el zapato del grupo parlamentario socialista, ya que Puig, con su propuesta, se alinea con uno de los planteamientos que viene realizando el primer partido de la oposición, el PP. impuesto sobre la renta de rentas medias y bajas.

El portavoz socialista en el Congreso, patxi lópez, se desmarcó de la iniciativa del presidente valenciano. “No me gustan mucho las competiciones por abajo”, ha asegurado en referencia a la lucha, a la que ahora se ha sumado la Comunidad Valenciana, para evitar que la inflación perjudique la renta de los trabajadores.

López insiste en la necesidad de que el Estado «sea fuerte» y, en este sentido, defiende «dedicar los ingresos extraordinarios» que está provocando la inflación a «políticas en beneficio de la clase trabajadora». A su juicio, desinflar “no es un buen invento” porque, a su juicio, en última instancia significa reducir los ingresos.

El anuncio de Puig movió las posiciones políticas, de modo que formaciones que hasta ahora habían criticado duramente la propuesta de los populares están tratando de cambiar. compromisos, Aliado habitual de las formaciones que apoyan al Ejecutivo central en el Congreso, pero también socio del Gobierno en la Generalitat Valenciana, garantiza que ya apoya la propuesta del PP para desinflar el IRS de rentas medias y bajas.

El portavoz socialista ha insistido, por su parte, en la necesidad de esperar a la propuesta fiscal presentada este jueves por la ministra de Hacienda, María Jesús Monteroy que, a su juicio, será un primer paso en el trabajo que aún queda por hacer para avanzar en una profunda reforma tributaria.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber mas



Villafañe Daniel

Influenciado a que otras personas se informen y estén actualizados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *